Cooperar para crecer

Hola a todos de nuevo.

El pasado miércoles tuvimos la oportunidad de formar parte de la veintena de asistentes al taller “Cooperación para crecer” en las instalaciones del CEEI de Albacete. Este taller forma parte del programa de Fomento de la Cooperación Empresarial, organizado por los CEEIs de Castilla-La Mancha (Albacete, Ciudad Real, Guadalajara y Talavera de la Reina -Toledo) para empresas de la región.

Foto CEEI Albacete

Entre las empresas interesadas en el programa se seleccionarán a 20 empresas (5 por cada uno de los CEEI’s organizadores) con necesidades en la definición de estrategias en la cooperación empresarial. Estas dispondrán de una consultoría individualizada para diseñar las estrategias empresariales en la que se definirán las líneas de cooperación, que concluirá en una jornada de networking en la que participaran todas las empresas seleccionadas.

El ponente encargado del taller fue Fidel Rodríguez Batalla, empresario, promotor e inversor; profesor en varias escuelas de negocios; y experto en dinamización de formación de consorcios de investigación y empresariales.

Fórmulas Jurídicas

Existen diversas fórmulas jurídicas para la colaboración entre empresas, que ofrecen un amplio abanico para cada necesidad. Plantear un marco de trabajo conjunto con un bajo nivel de compromiso entre dos empresas con voluntad de ayudarse mutuamente puede ser el principio de una intensa relación, ¿porque no empezar con un Convenio de Colaboración ? Eso si, sin olvidar incluir una cláusula de cofidencialidad y otra de fin de acuerdo.

Vayamos un paso más allá… colaboramos en base a un proyecto concreto y con dinero de por medio, pero creemos que no es el momento de hacer una sociedad. Perfecto, ha llegado el momento de plantear Cuentas en Participación: utilizamos un CIF ya existente, suscribimos las “reglas del juego” mediante un contrato privado y comenzamos a funcionar con el respaldo de una figura regulada en el Código de Comercio.

Y si las cosas van bien, pasemos a hacer una sociedad participada: nuevo CIF, notario e inversión de por medio para empezar a funcionar, y por lo tanto mayor nivel de compromiso.

Herramientas

La tecnología pone a nuestra disposición múltiples aplicaciones para compartir documentos, para que distintos usuarios trabajen al mismo tiempo sobre el mismo archivo y para comunicarnos de manera muy eficiente y económica. Dropbox, Google Documents, Skype, y la lista se amplía mes a mes.

Las necesidades de regulación, y en definitiva de seguridad, por parte de los colaboradores quedan solucionadas en las distintas formas jurídicas existentes. Las herramientas -gratuitas- que brinda el espacio digital eliminan las limitaciones físicas y técnicas para el trabajo colaborativo. ¿Que frena pues la colaboración entre empresas? Una cultura empresarial eminentemente individual en la que cualquiera que se dedique a lo mismo que nosotros se considera competencia. Pues bien, llegó el momento de la cultura de la colaboración: coopitamos.

Muchas gracias por vuestras sugerencias y aportaciones.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.