Emprendimiento social: Solidaridad, Ayuda, Caridad y Cooperación… y llegó el Fundraising

charity-rallies-logo2Hacer realidad un proyecto que aporte valor al mundo que nos rodea. Esta es la razón última de comenzar un proyecto empresarial para muchos de nosotros, y esa es la gasolina que mantiene encendido el motor interno de todo emprendedor.

Si emprender es aportar valor a la sociedad, mejorar el mundo a través de proyectos educativos o sanitarios es sin lugar a dudas un acto de emprendimiento. Por eso, en esta ocasión no queremos perder la oportunidad de hablaros con admiración de un tipo de emprendimiento muy especial: los emprendedores sociales, cuyos proyectos se enfrentan a los mismos retos que cualquier otro proyecto de emprendimiento, pero que aportan un valor muy concreto: ayuda a los que más lo necesitan.

Por eso queremos dedicar la ponencia de La Caña de abril a saber más de este tema de la mano de Ángela Martínez, una persona que junto a su equipo ha dedicido poner en marcha una acción de cooperación a través de formatos innovadores que comienzan a generalizarse por todo el mundo.

A muchos les suena igual, pero no es lo mismo. Desde siempre el ser humano ha sido un ser gregario, social y colaborativo.  A lo largo de la historia se han ido acuñando términos para definir las distintas maneras de hacer algo por el otro sin pedir nada a cambio. Desde la caridad cristiana hasta las organizaciones sin ánimo de lucro, pasando por hitos como la Declaración de Derecho Humanos o los Objetivos del Milenio… Con el ojo puesto en el desarrollo de sistemas sanitarios,  en breve comentaremos algunas de las viejas, pero sobre todo una de las más nuevas formas de colaborar con el desarrollo de otro desde una perspectiva individual y singular: El fundraising. O lo que podría ser lo mismo, de cómo contribuir a conseguir algo haciendo algo por ti mismo. ¡Y que corran las apuestas !

El Fundraising no es ni más ni menos que la captación de fondos para una causa, una institución (normalmente benéfica) o un determinado proyecto, normalmente con un fin social. Si bien esta forma de financiación puede partir de las propias instituciones o personas que emprenden estas causas o proyectos,  en los últimos tiempos se vienen adoptando iniciativas llevadas a cabo por terceros que simpaticen con la causa a financiar. De manera que cualquier individuo o asociación independiente  inicia una acción que lleve a la consecución de ese objetivo que quieren ver cumplido, de ahí su relación con el emprendimiento social. El fundraising tiene mucho que ver con el crowdfunding, sólo que en lugar de recompensas normalmente se ofrecen sacrificios, esfuerzos, sonrisas e incluso lágrimas. ¿Las ventajas de este formato? A saber, conseguir pasta rápidamente… Vale, podemos aceptar ese pulpo. Pero también implica la concienciación con una causa a la vez que mantiene la independencia económica de aquellos que la realizan, reforzando el sentimiento de unidad y los valores de una sociedad a través del esfuerzo común.

Ángela Martínez

Ángela Martínez y su equipo comenzarán este verano un viaje desde España hasta Tajikistán para hacer llegar una ambulancia a los proyectos que la ONG “Go Help” tiene en asia central. Este proyecto, bautizado como The Silky Ways 2014, acaba de completar una ronda de financiación de 1.000 libras en la plataforma de crowdfunding JustGiving y ahora afrontan la búsqueda de patrocinadores para adquirir la ambulancia y cubrir los costes del viaje. Conoce los detalles de su proyecto y apoya esta iniciativa en su web, The Silky Ways 2014.

1620733_218790564977622_1406655512_n

3 comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.